Lenguado con brócoli al horno
Dificultad Medio
Ha llegado la hora de las cenas ligeras, que se acerca el verano y esto no puede ser jejeje.
Me gustan casi todas las verduras pero el brócoli o brécol en especial, es beneficioso para la salud, sabroso y con muy pocas calorías... y es que este vegetal posee propiedades protectoras contra el cáncer, y esto se debe a que posee sulforafano y al indol que impide el proceso inflamatorio de tejidos dañados.
Además posee antioxidantes como las vitaminas A y C, betacarotenos y minerales como el fósforo y el hierro, así que este alimento también combate el antienvejecimiento y es ideal para tener el corazón sano, se le puede pedir algo más? pues que sepáis que también posee magnesio y calcio que nos ayudarán con los dolores menstruales.
Así que ya sabéis, corriendo a comprar brócoli para tomarlo un par de veces a la semana.
Y hoy lo vamos acompañar de unos filetes de lenguado en el horno y unas zanahorias y una salsita bien rica.
Vamos allá con la receta...
Raciones 4 raciones
Tiempo de preparación 10 Minutos
Tiempo de cocción 35 Minutos
Ingredientes
Raciones: raciones
Instrucciones
  1. Limpiamos el brécol, separamos los ramilletes y ponemos en el varoma de Thermomix junto con las zanahorias peladas y en trozos, o bastones, echamos como 800 ml de agua en el vaso y programamos 15 min/varoma/ vel 2 (si no tenéis Thermomix lo echáis en una olla con agua y a cocer unos 10 minutos)
  2. Precalentamos el horno a 180º con calor arriba y abajo.
  3. Mientras se hacen las verduras en una fuente colocamos los champiñones laminados o a la mitad (a vuestro gusto), encima el pescado. Reservamos.
  4. Preparamos en un bol la leche evaporada con la harina, la mostaza, sal, pimienta y lo removemos bien hasta que quede homogénea y sin grumos.
  5. Una vez termine el brécol lo colocamos encima del pescado, en los laterales, y la zanahoria igualmente y por encima de todo con ayuda de una cuchara repartimos la salsa que tenemos preparada.
  6. Introducimos al horno durante unos 20 min a 180ºC.
  7. Sacar, servir y disfrutar!
Notas

Podéis sustituir la leche evaporada por yogur, queso cremoso o ricotta.

También te interesará esto

Dejar un comentario

El Toque de Inés

Recibe recetas con mi toque en tu email

Solo tienes que indicar tu correo electrónico y todas las nuevas recetas llegarán directamente a tu email.

He leído y acepto la política de privacidad

¡Gracias por suscribirte!

Comparte en Pinterest

¡Comparte!