Patatas rellenas de espinacas
Dificultad Fácil
Estos días de estar en casa supongo que se harán duros, digo supongo porque yo cada día bajo a trabajar en el hospital y no es lo mismo.

Seguramente la mayoría pensaría que es mucho mejor quedarse en casa que ir a trabajar al hospital.

Lo entiendo, yo a veces lo pienso también más que nada por mis chicos.

Pero luego pienso que he querido ser enfermera desde que era pequeña, desde que tenía 8 años y mi amiga Beatriz tenía una muñeca nenuco con un fonendo y se le oía el latido del corazón.

Jamás me olvidaré de aquellos paseos por León cuando íbamos a visitar a Piru y Manolo, los padres de Beatriz y Fernando, amigos de mis padres de toda la vida.

Yo salía a pasear con aquel muñeco que ella me dejaba y era la niña más feliz del mundo.

Y los años pasaron y siempre la misma idea, feliz el día que entré en la Universidad de Santiago de Compostela... años duros de mucho estudio, pero con muchísima ilusión.

Y los años han pasado... tantos como 25 años que terminé la carrera y sigo con la misma ilusión.

Ser enfermera es mi día a día, una profesión que elegí por vocación, por querer cuidar y ayudar pero sobre todo comprender en momentos difíciles... como los que estamos viviendo hoy en día.

No tengo miedo, le tengo respeto a este bichillo, todas las precauciones son pocas para estos momentos pero cuando estoy allí no lo pienso, actúo si más y nada más.

Así que cuidaros todos muchiiiiiisimo!!!
Menudo rollo que os he echado jejeje...y todo esto viene a que estos días apenas cocino yo, cocina la mayoría de las veces Nacho.

A él le gusta la cocina tanto o más que a mi, solo puedo agradecerle lo mucho que me cuida él y mis dos chicos, me traen en palmitas.

Así que la receta nueva en el blog la ha hecho él, yo solo he hecho la foto y me las he comido jejeje.

Son facilísimas de hacer, animaros porque os van a encantar.

Vamos allá con la receta...
Raciones 4 personas
Tiempo de preparación 30 Minutos
Tiempo de cocción 45 Minutos
Ingredientes
Raciones: personas
Instrucciones
  1. Pelamos la cebolla, el ajo y lo picamos bien picadito.
  2. En una sartén lo doramos con un poco de aceite de oliva, que quede bien cocinado. Reservamos
  3. Escogemos 4 patatas grandes, las lavamos y limpiamos bien todo por fuera porque las vamos a cocinar con piel.
  4. Podéis cocerlas enteras tal cual o si son muy grandes partidas al medio.
  5. Necesitarán entre 20-25 minutos, mientras comemos las espinacas con un poco de sal.
  6. Una vez cocidas las espinacas las escurrimos bien y picamos menudas. Reservamos
  7. Si ya están cocidas las patatas las escurrimos, vaciamos parte, dejamos como si fuesen un cuenco.
  8. Mezclamos las espinacas picadas, los centros de las patatas, la cebolla y el ajo pochado, la mozarrella, el queso de untar, sal y pimienta:
  9. Rellenamos las patatas con la mezcla anterior, repartimos por encima queso rallado y al horno.
  10. Lo tendremos precalentado a 180º calor arriba y abajo durante unos 15-20 minutos.
  11. Los últimos 5 minutos gratinamos.
  12. Y listas para disfrutar!
También te interesará esto

Dejar un comentario

El Toque de Inés

Recibe recetas con mi toque en tu email

Solo tienes que indicar tu correo electrónico y todas las nuevas recetas llegarán directamente a tu email.

He leído y acepto la política de privacidad

¡Gracias por suscribirte!

Comparte en Pinterest

¡Comparte!