New York cheesecake
Dificultad Medio
He oído hablar de esta tarta muchas veces, y he de decir que siempre bien. Supongo que la mayoría habéis oído hablar de ella, incluso seguro que algunos ya la habéis probado y otros privilegiados la habéis comido allí, en Nueva York.
Uno de mis sueños es viajar algún día a EEUU, y probar allí la tarta pero de momento nos conformaremos con hacerla y comerla en casa.
El pastel de queso se dio a conocer en la Antigua Grecia y formaba parte del menú que degustaron (pastel proteico a base de queso) los atletas que participaron en los primeros juegos olímpicos de la historia, que tuvieron lugar en el año 776 antes de Cristo. La exquisita tarta se difundió a través de Europa después de que los romanos conquistaron Grecia.
Este postre cruzó el atlántico con el flujo de inmigrantes que llegaron a estados unidos en busca de mejores condiciones de vida. En 1872 un quesero norteamericano al intentar copiar el neufchâtel, un queso de origen francés, terminó creando un queso cremoso que con el tiempo daría lugar al nacimiento del famoso queso philadelphia y ahí comienza la historia de la New york Cheesecake.
A que no os imaginabais que venís de tan atrás la dichosa tarta de queso? a mi me dejó sorprendida...y después de la "clase de historia" nos ponemos con esta deliciosa tarta.
Vamos allá....

Raciones 14 raciones
Tiempo de preparación 10 Minutos
Tiempo de cocción 1 Hora
Tiempo de reposo 5 Horas
Ingredientes
Para la base:
Para el relleno:
  • 6 Huevos
  • 600 g Queso tipo philadelphia
  • 450 g Nata líquida de la de montar
  • 200 g Leche condensada
  • 1 cucharadita Vainilla líquida o en pasta
Para la cobertura:
  • Mermelada de arándanos, frambuesas o frutos rojos
  • Frutos rojos o del bosque para la decoración
Raciones: raciones
Instrucciones
Preparación de la base:
  1. Precalentamos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo y metemos dentro una bandeja alta con agua en la que luego introduciremos el molde con nuestra tarta para que se cocine al baño maría.
  2. Preparamos la base echando las galletas en el Thermomix y programando 15 seg /vel 8-9, si no tenéis robot de cocina podéis meter las galletas en una bolsa y aplastarlas con ayuda de un rodillo de cocina.
  3. Añadimos la mantequilla y la harina de almendra y programamos en Thermomix 5min/ 90º/ vel 3. (o fundís la mantequilla en el microondas y mezcláis bien con las galletas y la harina de almendra)
  4. Echamos la mezcla sobre la base del molde, repartimos también por las paredes, al menos hasta la mitad y reservamos en la nevera.
Preparación del relleno:
  1. Batimos los huevos, si tenéis Thermomix durante 45 seg/ vel 3.
  2. Añadimos el queso, la nata, la leche condensada y la vainilla y mezclamos 1 min/ vel 4.
  3. Sacamos el molde con la galleta del frigorífico, lo forramos de papel de aluminio para que no entre ni una gota de agua en el molde desmontable y vertemos con cuidado sobre la galleta, despacio para que no caiga la galleta que tenemos en las paredes.
  4. Introducimos dentro de la bandeja que tenemos con el agua ya caliente , con cuidado no os queméis y dejamos que se hornee por una hora a la misma temperatura.
  5. Una vez finalizado en el horno dejamos enfriar un poco y metemos en la nevera al menos 5 h, mejor de un día para otro.
  6. Al día siguiente sacamos y decoramos con la mermelada que hayamos elegido y los frutos rojos del bosque que tengamos, para que nos quede bien bonita.
  7. Y lista para disfrutar!
Notas

Si ponéis en el buscador de google new york cheesecake os saldrán muchas recetas, la primera vez que yo la vi fue en el blog de Misthermorecetas, tiene unas recetas buenísimas, yo le he dado mi toque y está buenísima.

También te interesará esto

Dejar un comentario

El Toque de Inés

Recibe recetas con mi toque en tu email

Solo tienes que indicar tu correo electrónico y todas las nuevas recetas llegarán directamente a tu email.

He leído y acepto la política de privacidad

¡Gracias por suscribirte!

Comparte en Pinterest

¡Comparte!