En Aperitivos, Recetas con toque
Molinetes con queso brie, nueces y pasas
Dificultad Fácil
Como nos gusta el hojaldre en casa!

La verdad es que solo lo he hecho casero un par de veces, el comprado es muy bueno también y nos quita de muchos apuros en ocasiones.

Lo uso tanto para dulce y salado, de todas las maneras queda perfecto.

Normalmente los salados los relleno de jamón York, queso y queso rallado, son una delicia para mis hijos, pero hoy quería ir más allá.

Si os gusta el contraste del dulce y lo salado estoy segura que os encantará esta receta.

Vamos a combinar miel y mostaza... de Dijon mejor, le da un toque especial, acompañado de queso brie, nueces y pasas.

He comprado muchísimas pasas en Navidad para postres y aun me han quedado para dar y tomar, así que hay que ir dándole salida.

La receta de hoy es perfecta como aperitivo, entrante, primer plato o simplemente para acompañar una cervecita o una copa de vino si os llegan unos amigos a casa.

En menos de 30 minutos los tenéis listo, que mejor cosa para casos de apuro.

Pero sin más os dejo la receta, ya me diréis que os parece, vamos allá...
Raciones 6 personas
Tiempo de preparación 10 Minutos
Tiempo de cocción 15 Minutos
Ingredientes
  • 1 plancha Hojaldre (mejor de forma rectangular) Si sois celíacos que sea sin gluten.
  • 100 g Nuez picadas
  • 50-60 g Pasas podeis sustituirlas por arándanos secos si os gustan más.
  • 1 cucharada Miel
  • 1 cucharada Mostaza de Dijon
  • 150 g Queso Brie
Raciones: personas
Instrucciones
  1. Precalentamos el horno a 180º con calor arriba y abajo.
  2. Mezclamos en un pequeño bol la mostaza y la miel; extendemos la pancha de hojaldre.
  3. Repartimos por encima la mezcla de mostaza y miel, repartimos el queso brie por encima, en trocitos, sin piel.
  4. Echamos las nueces troceadas y las pasas; formamos un rollo, pegando bien el extremo (yo humedezco con un pelín de agua) así no se nos abrirán.
  5. Cortamos en rodajas, el grosor es a vuestra elección.
  6. Metemos en el horno durante 15 minutos, pero ya sabéis que cada horno es un mundo.
  7. Terminado el tiempo colocais en una rejilla para que no se humedezcan por debajo.
  8. Listos para disfrutar, en caliente, templados o fríos... espero que os gusten!
También te interesará esto

Dejar un comentario

El Toque de Inés

Recibe recetas con mi toque en tu email

Solo tienes que indicar tu correo electrónico y todas las nuevas recetas llegarán directamente a tu email.

He leído y acepto la política de privacidad

¡Gracias por suscribirte!

Comparte en Pinterest

¡Comparte!